Germán de Argumosa y la psicofonía más aterradora

Todos conocemos la llamada «psicofonía del infierno», pero quizá lo que no es tan conocido es el hecho de que tan solo se emitió una vez y fue en una pequeña emisora de radio llamada Radio Fortaleza en el barrio de La Uva de Hortaleza, en Madrid.  En el programa «La Otra Frontera», al frente del cual se encontraban unos jóvenes locutores y técnicos de radio, German de Argumosa, reconocido articulista, parapsicólogo y además aristócrata, emitió, a petición de los locutores la famosa psicofonía una fría noche de noviembre de 1985.

Barrio La Uva de Hortaleza en Madrid

El profesor, que difundió el tema de las psicofonías en España, haciendo mérito de su humildad eligió aquella modesta emisora frente a las ya reconocidas emisoras nacionales. Argumosa llegó esa noche a la emisora con un magnetofón de cinta magnética. Acercando uno de los micrófonos al magnetofón comenzó a emitir aquel horror sonoro.

Es destacable el hecho de que aquella psicofonía tenía una duración de 10 minutos, lo cual es absolutamente anormal en este tipo de fenómenos. Además, no se trata de la clásica psicofonía en la cual se escucha una voz o un determinado sonido. Es tal la riqueza sonora de la grabación que casi se podría decir que refleja un «ambiente» más que un sonido.

EL profesor Germán de Argumosa

Fue la primera y única vez que se emitió en su totalidad, ya que el propio Germán decidió no volver a hacerlo dad la naturaleza violenta y obscena de la grabación. Es por esa razón que hoy día se conocen unos 50 segundos que habitualmente podemos encontrar en Internet. Por suerte, y recuperando la emisión de Radio Fortaleza, podemos escuchar algunos fragmentos más de la psicofonía.

Al final de este artículo se encuentran varios tramos de la grabación incluyendo las palabras del propio German aquella noche en la emisora.

El lugar en el cual se efectuó la grabación fue un chalet en las afueras de Madrid y se llevó a cabo a petición de un grupo de 12 personas. Germán llevó consigo un magnetofón de cinta magnética y lo dejo grabando en la biblioteca de la casa mientras él y sus acompañantes esperaban en la planta superior. Al parecer la experiencia se llevó a cabo porque muchas personas decían encontrarse mal en la biblioteca, razón por la cual se le pidió a Germán de Argumosa que efectuara aquella grabación. Eran las tres de la madrugada. Las doce personas firmaron un documento equivalente a un acta notarial dando fe de aquella experiencia.

Magnetofón de cinta magnética

A día de hoy circula el rumor de que quizá la casa fuese la morada perteneciente a los Marqueses de Urquijo, asesinados años antes, pero no es algo probado.

No es muy conocido el hecho de que días después de esta grabación, German volvió de nuevo a aquella casa y efectuó otra grabación. El resultado fue muy similar, pero en esta ocasión la duración de esta segunda psicofonía fue ni más ni menos que de veinte minutos. De esta última grabación nada se sabe.

Residencia de los Marqueses de Urquijo.

La grabación que nos ocupa fue efectuada al parecer en octubre de 1985, dos semanas antes de su emisión en Radio Fortaleza.

Analicemos la grabación:

En el primer audio podemos escuchar la cabecera de Radio Fortaleza, que quizá algún nostálgico recuerde aún.

En el audio 2 escuchamos los famosos 50 segundos que circulan en todos los lugares de la red. Se puede apreciar un ambiente cargado de sonidos angustiosos y quizá lamentos. En ciertos momentos se oye un sonido similar a una campana, quizá golpes de un objeto de metal. Parece que estos sonidos anuncian el final de un episodio y el comienzo de uno nuevo, ya que justo antes de escucharse, disminuye la intensidad sonora de la grabación.

En el tercer tramo se siguen escuchando voces y lamentos, pero quizá más identificables debido a un sonoro «AY» que parece una queja de dolor. También el sonido metálico está presente.

En el cuarto tramo se aprecia una especie de rugido y a continuación distintas voces. Es casi imposible saber que dicen. Pero el ambiente sigue siendo horrible y cargado de quizás dolor y tortura.

En el quinto tramo se escuchan más lamentos, pero esta vez de manera más pronunciada, y la voz muy suave de una niña quizá. Según quien escuche esta voz se entiende un nombre. Quizá «ELISA»  «ELISABETH».

El sexto tramo es muy duro, muy agresivo. Se escuchan lo que quizá sean latigazos o golpes y un sonido de una posible maquinaria de madera o incluso una cuerda siendo tensada. AL final se escucha un insulto repetido varias veces con furia por una voz masculina. El insulto es «PUTA».

Ya en el séptimo tramo se escuchan pasos de la persona que entra en la biblioteca y desconecta el magnetofón. Justo antes de desconectarlo la psicofonía cesa repentinamente como si la presencia de aquella persona lo determinase. Es audible la voz de la persona que entra diciendo «FIN DE LA EXPERIENCIA». También, podremos escuchar de nuevo a Germán de Argumosa en la emisora explicando cómo se escuchan los pasos y la interrupción de la psicofonía.

En el octavo y último corte Germán comenta algo más sobre la experiencia y habla acerca de las personas que concurrieron en la experiencia.

A lo largo de la grabación se pueden escuchar distintos quejidos que alguien llegó a comparar con la matanza de un cerdo, pero reproducidos a menor velocidad de lo que sería normal.

Un hecho que junto a los ya mencionados llevó a Germán de Argumosa a no reproducir públicamente la psicofonía es la muerte de un diplomático chileno de nombre Juan. Al parecer en la grabación se escucha «YA TE TENGO JUAN». Aquella persona se encontraba presente aquella noche de la grabación y desafortunadamente murió de un ataque cardíaco tres meses después. Es por esta razón por la que se considera premonitoria a esta psicofonía.

Atendiendo a la idea de que según ciertas personas todo esto podría ser un fraude, debemos hacernos algunas preguntas:

¿Si quisieron engañar a Germán, porque hacerlo con una grabación de 10 minutos y no con algo más escueto?

¿No es demasiado ruido como para que el propio German no pudiese escucharlo si se producía en la casa mientras se efectuaba la grabación?

Sea como fuere, los expertos coinciden en que la psicofonía posee todos los componentes para ser auténtica. Después de tantos años sigue siendo muy perturbadora, quizá demasiado para que alguien pudiese aparentar tanta maldad contenida en esos sonidos.

¿Es la psicofonía del infierno un fraude?

Cargando ... Cargando ...

2 comentarios en «Germán de Argumosa y la psicofonía más aterradora»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies