La pantaruja de Alburquerque

En diciembre de 2005 Alburquerque, una población de Extremadura en el sur de España, vivió unos hechos que llegaron a tener en vilo a sus vecinos. Muchos de ellos se encontraron con un ser al que llaman «La Pantaruja».

José Miguel Gemio, de 22 años, se enfrenta de lleno a este ser en un oscuro callejón que comunica a las calles San Pedro y San Antón.
Lo describe como una figura vestida con harapos de color blanco y una capucha sujeta con una cuerda atada al cuello, y que además, portaba una cadena en la cintura, un gran cirio en las manos y una caña.
José Miguel consiguió quitarle la caña y golpeó a la figura con ella en la espalda, momento en que esta última sale a correr y desaparece.

Otra testigo, María Esperanza Canchales, de 17 años ve la misma figura en la calle San Antón. Asustada, corre a la plaza del pueblo para llamar por teléfono a una amiga y no vuelve a ver a la figura.

Fausto Pintiado, propietario de una tienda en la calle San Antón, relata como un matrimonio de personas mayores tuvo un encuentro con el ser en el que este incluso habló pidiendo que «rezaran por las ánimas del Purgatorio».

José Pablo Rodríguez, panadero de profesión, se encontró con la pantaruja en un polígono industrial cuando acudía a su trabajo a las 5:30 de la madrugada. Este testigo relata como el ser cruzó una distancia aproximada de 70 – 80 metros en escasos segundos. En esta ocasión no portaba objeto alguno en las manos.

También se tiene noticia de una señora, que muy asustada al encontrarse a la pantaruja, llama a gritos a dos de sus hijas, las cuales acuden corriendo acompañadas del novio de una de ellas. El chico intentó acercarse y la aparición desaparece de una manera muy rápida. Muchos otros testigos afirman haber presenciado esa manera de aparecer y desaparecer de forma tan rápida.

No es el único acontecimiento de carácter extraño ocurrido en Alburquerque. En el siglo XIV la peste que asolaba Europa afectó de manera especial a Alburquerque.

Se cuenta que cierto día las campanas del pueblo comenzaron a sonar solas y muchos vecinos lo tomaron como una advertencia para que los habitantes de otras poblaciones no se acercaran a Alburquerque. Algunos de ellos decidieron procesionar la imagen de la Virgen de Carrión hasta el pueblo. Nada más entrar le imagen en Alburquerque comenzó a llover, limpiando las calles de aquella enfermedad. Este hecho se consideró un milagro y se decidió construir la ermita de la Virgen, la cual se terminó en el siglo XV.

También existe una leyenda, según la cual, Don Álvaro de Luna, el impulsor de la construcción del Castillo de Luna vaga aún por el castillo después de ser condenado a muerte y ejecutado injustamente por unos delitos que no cometió. La leyenda dice que el noble aparece convertido en águila blanca sobre el castillo en las tardes de primavera.

¿Podrían tener relación estos dos últimos hechos con la aparición de la pantaruja?

El diario regional «HOY» publicó varios artículos en los que se relataban las apariciones en Alburquerque.

Lo cierto es que después de buscar al ser durante varias noches incluso con grupos organizados de vecinos, no se le volvió a ver nunca más.

¿Piensas que la pantaruja es un ser de otra dimensión?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Alert: El contenido está protegido !!